Mayores – Accem actúa

La misión de Accem es atender y acompañar a las personas que se encuentran en situación o riesgo de exclusión social, así como defender los derechos fundamentales para todas las personas. Para nosotros/as, las personas que se encuentran en situación más vulnerable son prioridad. Es por ello que trabajamos con y por nuestros mayores, como lo hacemos con otros colectivos en situación de vulnerabilidad como las personas refugiadas, la infancia en situación de desamparo o las personas sin hogar. 

Uno de los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad es tener la capacidad de ofrecer la atención adecuada a personas mayores y dependientes. Desde Accem tenemos claro que una de las claves más importantes es la 

promoción de un envejecimiento activo, basado en la prevención y en el fomento de la autonomía y el protagonismo social de nuestros mayores. Desde este enfoque, intervenimos sobre grupos especialmente vulnerables, como los mayores en el medio rural o la emigración española en Bélgica. 

Junto al trabajo de atención directa, hacemos un especial esfuerzo en realizar proyectos de sensibilización, para concienciar a la sociedad española sobre problemas crecientes e invisbilizados, como es el caso de la soledad no elegida de las personas mayores. 

Conoce y apoya nuestra labor con las personas mayores.

Promovemos el envejecimiento activo y la calidad de vida en el medio rural

Atendemos a personas mayores en situación de dependencia en el medio rural y la ‘España vaciada’

Nuestra labor de atención a la dependencia y promoción de un envejecimiento activo ha prestado una especial atención al medio rural, un espacio de vida en el que a menudo la ausencia de servicios se convierte en un obstáculo añadido para las personas que lo habitan. Proporcionando atención social a nuestros mayores en pueblos y aldeas contribuimos a la cohesión social de los territorios y, aún más importante, a la igualdad de derechos con independencia de la edad o el lugar de residencia. Llevamos años trabajando de forma integral, teniendo en cuenta todas las dimensiones y necesidades de las personas, para mejorar su calidad de vida, desde los cuidados y la promoción de la salud física y mental, las relaciones personales, el aprendizaje de habilidades y la defensa de derechos.

Desde Accem hemos desarrollado un trabajo muy profundo particularmente en la región de Castilla-La Mancha, en colaboración con las instituciones autonómicas, provinciales y locales. Esta labor ha tomado especial relevancia en la provincia de Guadalajara, englobada en lo que se ha llamado la ‘España vaciada’, dando nombre a la realidad de gran parte del territorio del Estado que en las últimas décadas se ha visto intensamente afectada por el despoblamiento. Actualmente tenemos en funcionamiento los siguientes programas:

Proyecto “Como en casa”

Programa de atención socio-nutricional que lleva la comida a domicilio a más de 450 personas de municipios de menos de 2.000 habitantes en las cinco comarcas de la provincia de Guadalajara. Esta acción la hemos puesto en marcha después de detectar en un estudio diagnóstico de necesidades realizado previamente que existía un elevado número de personas con dificultades para tener acceso a una alimentación saludable. Gracias a este servicio, se realiza además un seguimiento socio-sanitario de estas personas, que contribuye a mitigar el problema de la soledad, con la visita y asistencia cotidiana de los y las profesionales de Accem. Más información.

Proyecto SEPAP MEJORA-T

Programa en coordinación con los Servicios Sociales de Castilla-La Mancha. Accem cuenta con 160 plazas para que personas mayores tengan acceso a servicios de atención a la dependencia, como fisioterapia, psicomotricidad, terapia ocupacional, promoción de hábitos saludables, estimulación cognitiva y atención psicosocial. Se lleva a cabo en el municipio de Brihuega y, de forma itinerante, en una veintena de localidades del área de servicios sociales de Almoguera y de Molina de Aragón. Más información.

Proyecto para la promoción de la calidad de vida y el envejecimiento activo en el medio rural

Con este programa se trabajan aspectos como la actividad física, la salud mental, las relaciones sociales o el mantenimiento y aprendizaje de habilidades. Gestionamos el Centro Sanitario Polivalente de Yela, en la comarca de Brihuega, que da atención a cerca de 80 personas mayores de 60 años, y el Centro Polivalente de Atanzón, en la comarca de la Alta Alcarria, que reúne cada día a grupos de mayores de los municipios de la zona. También se trabaja en los municipios de Hita, Jadraque y Sigüenza, donde más de 200 personas se benefician de actividades para mejorar su bienestar físico, mental, emocional y social. Más información.

Proyecto para el fomento de la accesibilidad para la prevención de la dependencia y la promoción de la autonomía personal

A través de este proyecto, que se lleva a cabo en el medio rural de Brihuega y su entorno, se favorece la accesibilidad en el transporte, la arquitectura y los medios digitales para todas las personas que acuden al Centro Sanitario Polivalente de Yela, favoreciendo el pleno disfrute de los servicios con independencia del estado funcional, motor, sensorial, perceptivo o cognitivo de cada persona. Más información.

Atendemos a personas mayores en situación de dependencia en el medio rural

Apoyamos en Bruselas a nuestros emigrantes mayores

En Bruselas trabajamos con la emigración española en la ciudad. Son hombres y mujeres que emigraron a Bélgica desde España en busca de mejores condiciones de vida en las primeras décadas de la segunda mitad del siglo XX. Ahora, han envejecido y necesitan apoyo para combatir la soledad y la nostalgia, así como una atención social ante situaciones de dependencia.

Para ello contamos con cuatro Puntos de Encuentro ubicados en distintos puntos de la ciudad y sus alrededores (Les Marolles, Anderlecht y Schaerbeek). Son centros para la participación activa de los mayores y para la promoción del bienestar, en los que se fomenta la convivencia, la integración, la solidaridad y la relación con el entorno. En estos Puntos de Encuentro, que se pusieron en marcha en el año 2008, se realizan actividades formativas, lúdicas y culturales. Además, existe la posibilidad de comer en ellos a precio muy económico y se trabaja para extender la acción a domicilios y residencias para las personas que no pueden acudir por sí mismas a los centros.

A lo largo de los años que han estado en funcionamiento, estos centros, que gestionamos con el apoyo de la administración pública española, han sido fundamentales para ayudar a paliar problemáticas complejas como el aislamiento social y la soledad; situaciones de semi-dependencia, dependencia o deterioro cognitivo leve; dificultades para la integración social en la sociedad belga debido a la barrera idiomática y a las diferencias culturales; o situaciones de gran precariedad socioeconómica.

Atendemos a personas mayores en situación de dependencia en el medio rural

Sensibilizamos a la sociedad sobre los retos y problemas que afectan a nuestros mayores

En los últimos años hemos iniciado un camino en el que vamos a perseverar porque consideramos fundamental: la concienciación de la sociedad española sobre los retos y problemas que afectan a nuestros mayores. Una de estas problemáticas, muchas veces invisibilizadas, es la soledad no escogida, que afecta especialmente a las mujeres mayores, debido a su mayor esperanza de vida. La soledad no elegida es un grave y creciente problema de salud pública, que provoca sufrimiento, exclusión y hace incluso enfermar a las personas.

La otra cara de la moneda, el reto en positivo, la alternativa que también queremos trasladar a la ciudadanía, es el fomento de un envejecimiento activo y del protagonismo social de los mayores. Hemos lanzado con todos estos elementos sendas iniciativas pidiendo a nuestros mayores que sean ellos/as mismos/as quienes en primera persona compartan sus reflexiones, sentires y pensamientos. La desbordante acogida de nuestros concursos de relatos #MayoresSolas y #MayoresActivas han revelado que habíamos acertado al señalar esta realidad. Junto a toda la potencia y el valor de la colección de relatos recibidos para ambos certámenes, hemos producido materiales audiovisuales que se han convertido en elementos muy importantes de sensibilización, siendo el más destacado el cortometraje “La soledad de la señora Vila”, que se ha paseado por ciclos y festivales, consiguiendo un reconocimiento que nos ha llenado de orgullo.

En este 2020, en el que la vulnerabilidad de nuestros mayores se ha situado en dramático primer plano a causa del impacto que ha tenido especialmente en ellos/as la pandemia por la Covid-19, hemos continuado con esta misma senda de combatir la soledad, promover el envejecimiento activo, la libre expresión y el protagonismo social de las personas mayores a través de la iniciativa #MayoresCuentan.

#MayoresActivas

Historias de mujeres mayores que plantan cara a la soledad.


Haz un donativo