Por Eloísa Pardo (Del libro Galería de trampantojos)

Elvira bosteza todo el rato.
María padece de ruiditos en los oídos.
Llevan toda la vida viviendo juntas. Están solteras.
La casa, grande, oscura, es heredada de sus padres.
Les gusta mucho ver la televisión.
Elvira hace ganchillo y María se entretiene resolviendo crucigramas.
Se acuestan pronto. Se quieren.
A María le molestan un poco los repetidos bostezos de su hermana.
A Elvira le cansa ya escuchar la retahíla de los diferentes ruidos que sufre María. A veces, le dice, suena la novena sinfonía de Beethoven, otras, es el clamor del mar en una noche de tormenta.
Hace unos días se enteraron por don Luis, el médico, del nombre científico de sus dolencias.
—Elvira, usted tiene casmodia— Y usted María, padece de acúfenos.
Desde entonces las dos hermanas están más contentas, se sienten como si les hubieran otorgado un título nobiliario.

Haz un donativo